Uso de infografías atractivas en educación

Uso de infografías atractivas en educación

Las infografías se han convertido en un gran recurso en educación al permitir que materias o conceptos complicados se comprendan de un simple vistazo. Hoy hablamos de la importancia del uso de la infografía y sobre cómo diseñar infografías atractivas en educación.

Lo primero que tenemos que definir es el término de infografía.

“Una infografía es una combinación de elementos visuales que aporta un despliegue gráfico de la información. Se utiliza fundamentalmente para brindar una información compleja mediante una presentación gráfica que puede sintetizar o esclarecer o hacer más atractiva su lectura” (Clarin, 1997, p.125).

La infografía es y ha sido uno de los medios principales, dentro del ámbito periodístico, para transmitir la información a sus lectores, es por ello, por lo que ya son muchos los profesores que han aprovechado las ventajas de este recurso para incorporarlo en su docencia.

Richard Curtis, director de fotografía y diseño del diario USA Today dijo en una ocasión “La gente lee primero los gráficos y algunas veces es la única cosa que lee” (Curtis, 1991).

La infografía podrá acercar a nuestros alumnos aquellas ideas, conceptos o incluso acontecimientos de un determinado tema como por ejemplo dónde ocurrió un hecho concreto, cuáles son sus características principales, en qué consiste el proceso, un timeline del acontecimiento a tratar, etc. por lo que el docente podrá adaptar, principalmente, cronologías, líneas biográficas, hechos históricos, descubrimientos, etc. a infografías.

Principales ventajas de usar infografías en educación

  • Fácil de comprender gracias a su simplicidad, puntos, líneas, iconos e imágenes.
  • Una infografía resume el texto en imágenes o en textos más cortos, usando, por ejemplo, palabras clave.
  • Estimulan el interés del estudiante, pues, aunque la información sea completa, su formato puede fomentar el conocer más acerca del tema, usando, por ejemplo, infografías interactivas donde el profesor añada más información mediante hipervínculos.
  • Son más llamativas que un texto. Seguramente, todos hemos oído, al menos una vez, la frase “Una imagen vale más que mil palabras», esta frase o dicho popular proviene de una cita adaptada de la cita original “Mil palabras no dejan la misma impresión profunda que una sola acción”, del dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen.

Razones para usar infografías atractivas en educación

  • Sencillez. Las infografías en educación simplifican los conceptos e ideas que se quieren transmitir a los alumnos. Estas pueden ser más sencillas o complejas, pero sin duda su impacto visual puede hacer que el mensaje sea mucho más memorable. Además, el uso de infografías en educación hace que el alumno se quede con los aspectos más principales e importantes a simple vista gracias a su narrativa visual y gráfica.
  • Satisfacción. La personalización de un texto o información a través del uso de una infografía demostrará un trabajo y personalización en el tema a trabajar en el aula, además, al entenderlo de manera más sencilla y rápida, los alumnos quedarán más satisfechos consigo mismos y por tanto afectará de manera positiva a sus resultados.
  • Retención. Las infografías simplifican el mensaje y hace que los alumnos retengan de forma más satisfactoria toda la información, pues el alumnado recordará mejor los elementos gráficos, imágenes, etc. que le resulten más atractivos que un texto complejo y extenso, ya que las infografías aportarán al aula las ideas principales de una forma más clara, ayudándose de palabras clave.
  • Implicación. Gracias al uso de infografías en el aula, el alumnado se implicará más en la información recibida, pues el uso de imágenes, gráficas y narrativa visual llamará más su atención.

Una vez visto y comprendido qué es una infografía, por y para qué usar una infografía en educación, vamos a ver cómo diseñar una infografía atractiva para educación, paso a paso:

  1. Resume la idea o mensaje a trasmitir.
  2. Organiza tus ideas.
  3. Realiza un esquema con el resumen de la información que quieres transmitir, puedes crear, por ejemplo, un flujo narrativo.
  4. Boceta la información de una manera visual. Es muy recomendable hacerlo en analógico usando papel y lápiz 😊.
  5. Inspírate sobre el tema.
  6. Utiliza herramientas digitales para diseñar una infografía, por ejemplo, Genially o Canva.
  7. Escoge una plantilla, una paleta de colores, iconos, imágenes y tipografías que necesites para desarrollar tu infografía.
Imágenes obtenidas de edrawsoft

Una infografía educativa debe contener:

  • Título o titular: el título o titular resume de forma textual y visual el tema de la infografía, por lo que debe ser breve, directo y concreto. También puede añadirse un subtítulo en caso de ser necesario. Hoy en día, es muy habitual el uso de los clickbaiten periodismo, un texto diseñado, expresamente para atraer la atención del usuario y animarle a seguir leyendo, pero, en contraposición del clickbait en periodismo, en educación, ese titular sí deberá ser veraz y deberá estar directamente relacionado con el contenido, de no ser así, el alumno podrá sentirse engañado y esto afectaría negativamente a su aprendizaje.
  • Texto: el docente deberá escribir todo aquello que no pueda resumir ni transmitir con imágenes, símbolos o iconos.
  • Cuerpo: contiene la información visual de toda la infografía mediante el uso de iconos, imágenes, ilustraciones, diagramas, tablas, mapas, etc. Dentro del cuerpo debe establecerse una composición previa donde el docente puede aportar diferentes pesos a las distintas partes que lo componen, pudiéndose formar, por ejemplo, con una imagen central e información secundaria.
  • Fuente: esta sección es donde el docente debe indicar de dónde se ha obtenido toda la información utilizada en la infografía.
  • Crédito: indica el nombre de autor o autores de la infografía.

Ejemplos de infografías atractivas y educativas

En la red podemos encontrar multitud de infografías, y eso hace que sea una tarea difícil elegir el estilo y tipo idóneo, hoy comparto con vosotros tres ejemplos que me han resultado interesantes por distintas razones. Además de los temas tan distintos, mi interés se ha despertado al ver la importancia que se le da a la ilustración original y el poco texto que contienen, junto al uso de colores y la composición hace que estas infografías cumplan con todos los requisitos expuestos antes. Es cierto que no siempre es fácil tener acceso a ilustraciones originales, pero existen diferentes recursos libres de derechos, gratuitos y de pago a los que como usuarios de internet podemos acceder.  Te animo a seguir leyendo hasta el final del artículo donde encontrarás una selección de recursos.

Imagen obtenida de BDMY
Imagen obtenida de PAREDRO
Imagen obtenida de RPP Noticias

Recursos para diseñar infografías atractivas para educación

  • Herramientas digitales para diseñar infografías:
    • Genially: herramienta muy utilizada, tanto a nivel educativo como profesional, para crear presentaciones interactivas, imágenes e infografías, tanto estáticas, como interactivas. También está empezando a utilizarse mucho en el ámbito de la docencia para crear actividades gamificadas en el aula e incluso para realizar una evaluación formativa. Genially es una herramienta perfecta para usar en clase y explicar lecciones completas a golpe de imagen. Además, esta plataforma empieza a ser muy utilizada también por el alumnado para desarrollar sus propias presentaciones de trabajo en grupo o individuales, etc. La herramienta es gratuita con opción a premium.
    • Canva: es una herramienta digital idónea para el uso docente, en cualquiera de las etapas educativas, pues el aprendizaje tiende a ser cada vez más visual y los docentes sienten la necesidad de crear recursos gráficos para sus aulas como, por ejemplo, infografías, presentaciones visuales, etc. Esta herramienta no solo ayuda a docentes, sino que también lo hace a los alumnos, convirtiéndose así en una de las herramientas preferidas por el alumnado para la creación y desarrollo de recursos gráficos para sus clases, como puede ser una presentación creativa, el diseño de un portafolio, etc. La herramienta es gratuita con opción a premium.
    • Picktochart: es una herramienta digital muy sencilla de diseño, pero no es necesario ser diseñador para poder usarla. Cuenta con un editor de arrastrar y soltar elementos el cual ayuda al profesor a crear recursos didácticos como la infografía, de una forma muy sencilla.
    • Infogram: es una herramienta digital que utiliza temas de diseño interactivo que el docente puede usar para diseñar sus propias infografías. Es sencillo de utilizar y tiene diferentes planes, desde el gratuito hasta el plan de equipo o empresa.
HERRAMIENTAPLANTILLASTRABAJO EN EQUIPOVISUALIZACIÓNTRABAJO EN EQUIPO
Genially✔ (limitadas)✔ (edición colaborativa)✔ (público)
Canva✔ (limitadas)✔ (JPG de calidad media)
Picktochart✔ (ilimitadas)✔ (invitación a colaborar)✔ (PNG, PDF y PPT)
Infogram✔ (limitadas)
Cuadro comparativo del plan free de las 4 herramientas digitales para diseñar infografías atractivas en educación

Recursos de fotografías libres de derechos de autor:

Recursos de vectores, iconos e ilustraciones libres de derechos de autor:

Ambas herramientas son gratuitas con opción a parte premium y de ambas es muy recomendable descargar los archivos en formato png (sin fondo) o svg (vectorial), ambos formatos son aceptados en las herramientas digitales como Genially y canva.

Recursos de tipografías gratuitas

Navega, busca e instala la fuente tipográfica que más te interese para tu infografía, recuerda que dentro de las herramientas digitales de diseño ya existen multitud de tipografías creativas, pero si necesitas descargar una nueva, siempre podrás cargarla a tu herramienta e instalarla en tu ordenador.

Como conclusión final, podemos apreciar que el uso de infografías influye positivamente en el aprendizaje del alumno, pues son numerosos los estudios que así lo confirman, pero, debemos empezar a plantearnos si esto lo queremos implementar de forma aislada o continuada, pues, si una infografía puede influir en el aprendizaje del alumno, el uso de una metodología de aprendizaje donde se incluya este tipo de recursos didácticos como parte del proceso educativo, mejorará exponencialmente su aprendizaje, además, planteo una nueva cuestión y es, si el docente potencia el aprendizaje del alumno mediante el uso de recursos didácticos como la infografía, quizás sea conveniente empezar a pensar, también, en la posibilidad de invitar al alumno a crear sus propios recursos didácticos y hacerle protagonista del mismo. Creo, sinceramente que como docentes, podemos y debemos empezar a animar a nuestros alumnos a salir de su zona de confort empezando a crear ellos mismos sus apuntes de una forma esquemática, visual y atractiva.

Si te ha parecido interesante cómo usar y diseñar infografías en educación, estate atento, porque próximamente hablaremos de cómo implementar estas infografías en el aula con ejemplos prácticos que esperamos os sirvan de guía y ayuda.


La importancia de los vídeos en educación

La importancia de los vídeos en educación

Hoy, hablamos del valor de las imágenes, principalmente, las imágenes en movimiento y de la importancia de los vídeos en educación.

Una imagen vale (más que) mil palabras, palabra arriba, palabra abajo, es un dicho muy conocido. No sé quién lo diría, si Paulo Cohelo, Zaratustra, DaVinci, Turguénev… pero Napoleón seguro que no. La discusión del origen de la expresión la dejamos mejor para otro momento. Lo que sí es seguro es que, quien la dijese, no se pilló los dedos. Muchas imágenes valen más que un millón de palabras, y no hace falta irse a leer una gota de los ríos de tinta que han corrido por, por ejemplo, las Meninas.

Pero no hablemos de las Grandes Imágenes. Aterricemos un poco. Acerquémonos a las imágenes cotidianas, esas del día a día que, aunque nunca vayan a estar expuestas en ningún museo (¡que sepamos!) y no marcan un hito en la Historia. Las que realmente cambian el mundo. Velázquez y Goya podían decir mucho con una sola imagen, pero es cierto que tardaban muchísimo más que en escribir las “mil palabras” correspondientes. Pero los tiempos cambian. Ahora cualquiera puede combinar la imagen con la palabra. Y no sólo eso, si no que no está limitado a una imagen: puede mostrar 25 por segundo, lo que hace una friolera de a ver, veinticinco, mil… ¡25.000 palabras por segundo! Y a eso le puedes sumar las palabras que dices ¡MÁS LAS QUE ESCRIBAS! Esta brujería llamada vídeo está literalmente al alcance de tu mano. Y, a diferencia de a Goya o Velázquez, a ti no te va a llevar más que unos minutos.

Sé que es muy difícil sacar tiempo para preparar vídeos para las clases. Total, ya tienes los apuntes que has ido trabajando desde que te licenciaste, ¿no? Pues tiras de ello por los siglos de los siglos y apañao. Pero ¿acaso esos apuntes los has hecho de un día para otro? ¿No son acaso el resultado de meses de investigación, ensayos, pruebas y retoques?

Con los vídeos pasa lo mismo. Lleva tiempo, pero puedes empezar poco a poco, con toda la calma del mundo. Y así, convirtiendo poco a poco tus apuntes en explicaciones visuales, que puedes enriquecer de mil y un formas distintas, puedes orientar tus clases a un modelo donde el alumno sea realmente el protagonista.

Las horas de clase son limitadas. El plan Bolonia, dentro de sus virtudes, ha convertido las clases en un proceso burocrático, saturando al alumno de tareas escolares y exámenes. Y sigue quedando sepultado bajo montañas de apuntes que, una vez aprobada la asignatura, desaparecerán de su cajón y su mente. Pero si se afronta la clase de otra manera puede que la experiencia sea mucho más enriquecedora tanto para el alumno como para el docente. Los vídeos explicativos pueden ser una muy buena solución. Suelen ser muy dinámicos y enriquecedores, además de facilitar los trámites a los alumnos. Al tener una clase explicada en un vídeo que pueden revisar en cualquier momento pueden guardar sus energías para otras tareas y lograr que su formación sea mucho más completa. Y así, entendemos mejor la importancia de los vídeos en educación.

La importancia de los vídeos en educación

Con esto no quiero decir que hagamos todos flipped classroom, no os confundáis. Pero es muy importante que los docentes hablen el mismo idioma que los alumnos o todos los esfuerzos que ambos lados pongan en la formación no servirán nada más que para generar frustración. Tampoco es que tengas que llegar al nivel de ir vestido de pirata* y gamificar tus clases para que los alumnos presten atención. Todos hemos estado sentados frente al pupitre a las ocho de la mañana un lunes después de dormir poco el fin de semana escuchando como un profesor viene a hablar de sus cosas y luego se va, para dar paso a otra persona que nos cuente su película, etecé, etecé.

Es el momento ideal para terminar con esa espiral. Vivimos en un mundo que cambia a una velocidad bestial, con cientos de estímulos que tiran de ti en direcciones opuestas, todos queriendo un trozo de tu tiempo, y no siempre se tiene la madurez necesaria para saber elegir (esto se aplica a cualquier edad). Seamos realistas: todos tenemos un límite finito. Ya sea de horas, de energía, de creatividad, lo que sea, pero un límite. Y tenemos que gestionar nuestra vida teniéndolo en cuenta. Y nos damos cuenta de que la vida no está muy optimizada, que igual comprender e interiorizar una asignatura puede costar la mitad de tiempo y esfuerzo si se realizan más actividades en clase y la teoría se relega a más vídeos en lugar de imponerla por clase magistral. Tal vez gracias a la información de los vídeos, que puede ser contenido extra sobre cierta parte de la materia, un alumno puede aprobarla y, quién sabe, descubrir que eso es lo que quiere hacer con su vida.

Por eso, porque tenemos una capacidad limitada de horas y energía, creo que es vital aligerar el camino que nosotros ya hemos recorrido a quienes están por atravesarlo. Así conseguiremos que los que vienen detrás lleguen más lejos. ¿Y no es esa la mayor recompensa de cualquier profesor?

Una vez entendida la importancia de los vídeos en la educación, el siguiente paso será empezar a pensar en realizar estos vídeos. Para ello, desde el Instituto de Innovación de la UFV te recomendamos una serie de herramientas para la creación de vídeos, desde la creación, grabación, edición e incluso el enriquecimiento de vídeos docentes.

Storytelling. La importancia de las historias en el aula

Storytelling. La importancia de las historias en el aula

Durante mucho tiempo pensé que “anthropos” significaba “el que mira a las estrellas”, en lugar de “el que analiza y da un sentido a lo que mira” o, simplemente, “humano”. Ya, era joven y crédulo.

Pero para mí tenía sentido que fuese lo de las estrellas. Cualquier ser vivo puede mirar y ver un árbol, una piedra o cualquier cosa que se cruce por su camino, pero, hasta donde sabemos, solo el ser humano busca explicación a todo, especialmente a las estrellas. Esto me llevaba a otro punto sumamente importante: el ser humano es el único ser vivo capaz de contar historias y transmitir así muchos conocimientos. Y las estrellas cuentan historias, unas historias que sólo nosotros podemos transmitir. Por eso considero que el storytelling en el aula, por muy técnica que sea la materia, es muy importante. Dejad que os lo cuente.

Mirad cualquier noche al cielo. Si es en algún sitio lejos de la ciudad, mejor. En el campo, en la playa, en la montaña (y llevaos una rebequita, que refresca). ¿Qué veis, si el cielo está despejado y a la luna no le ha dado por salir? Ya te digo yo que, en condiciones óptimas de oscuridad, verás unas 9000 estrellas sobre tu cabeza. Y echándole un poco de imaginación, podrás distinguir perfectamente las numerosas constelaciones que desde hace milenios han guiado en las noches a miles de navegantes que se adentraban en lo desconocido.

Hay quien te puede sacar una lista interminable de nombres científicos con los sistemas, las estrellas, los brillos, que si son planetas o no, y demás datos, pero otros muchos verán a Orión enfrentándose a Tauro, el eterno defensor de las jóvenes Pléyades (aunque, si nos vamos más atrás en el tiempo, la historia sería la del enfrentamiento entre Gilgamesh y Gugalanna). O cómo Andrómeda fue encadenada lejos de todos, víctima de una discusión entre su madre, Casiopea, y Poseidón. No olvidar a Calisto, la Osa Mayor, ni a Árcade, su hija, ambas convertidas en osas y lanzadas al cielo. Y en las osas está la famosa y vital estrella polar, única guía de todo aquel que tuvo que viajar tiempo atrás en las noches oscuras.

Todo aquel que mire al cielo y tenga un poco de conocimiento podrá no sólo ver casi diez cuerpos celestes distintos, sino que gracias a las historias que ha escuchado podrá identificar con mayor facilidad aquellas señales nocturnas que le permitan saber dónde está. Porque, tiempo atrás, el conocer estas historias e identificar puntos como la estrella polar o la Cruz del Sur era lo que diferenciaba a un buen navegante de alguien al que no se le volvía a ver. Y era gracias a estas historias, transmitidas en su mayoría de boca en boca, que la gente era capaz de sobrevivir.

La otra opción era identificar a lo bruto los cuerpos celestes importantes. Porque sí, también se puede aprender astronomía “por las bravas”, pero por lo general es más fácil recordar que Sagitario es la corona que siempre se le caía al sátiro Croto cuando aplaudía embelesado tras la actuación de sus “ahijadas”, las ninfas, que limitarse a dar una lista de datos interminable, toda llena de grados, minutos, segundos, latitudes y longitudes sin ningún tipo de información más allá de la formal.

Y vale que ejemplificar con el tema de las estrellas igual no es la mejor metáfora, porque saber que el corazón de Sagitario está formado por un agujero negro supermasivo situado en el centro de nuestra galaxia, que por su grandísima gravedad engulle partículas y planetas por igual, y que sus emisiones de rayos x pueden generar estrellas nuevas, es también brutalmente interesante, pero cuando llega el momento de leer “está a 26mil años luz”, o “su masa es de nosecuantos millones de veces la masa del Sol”, se pierde un poco la magia, pues son cifras que no somos capaces de concebir. Más que nada porque, por lo general, no somos físicos teóricos.

Por eso, como alguien que se quedaba embelesado con las historias y es capaz de recordar los cuentos que le contaban en su más tierna infancia, pero que ha olvidado por completo algo que tuvo que memorizar a lo bruto hace unos años para regurgitarlo en un examen que luego no te aporta nada más allá que una nota (recuerda, querido profe, EVALÚA, no califiques), prefiero mil veces un buen storytelling a una lista de la compra. También entiendo que no siempre es posible contar una historia en lugar de seguir el libro de texto, pero creo firmemente que eso hará mucho más valiosas y atractivas las sesiones de clase que cuenten esas historias, esas ficciones que hagan la realidad un poco más llevadera.

Así, igual que el cielo nocturno de una agradable noche de verano te darás cuenta de que, incluso en la hora más oscura, siempre hay luz a nuestro alrededor.

Cuando el orden de los factores sí altera el producto – Flipped Classroom o Clase Invertida

Cuando el orden de los factores sí altera el producto – Flipped Classroom o Clase Invertida

Se ha escrito mucho sobre Flipped Classroom (FC) o clase invertida. Probablemente estaría entre el top 3 de las que nombrarías si Mayra Gómez Kent preguntase por metodologías educativas innovadoras en una nueva edición del Un, Dos, Tres. Pero como todo lo que es muy conocido, o se cree conocer, es una metodología llena de falsas creencias y errores de concepto. 

“Tú haces Flipped porque te gusta salir en vídeos”, “Les he metido varios vídeos porque no me da tiempo a explicar todo”, “Yo no tengo tiempo para esas cosas porque mi asignatura tiene mucho contenido”, y mis favoritas “por culpa de tu FC los estudiantes han suspendido mi asignatura” o “sería inviable que todos los profes hiciésemos FC”, son algunas de las frases que he escuchado como docente que flipea toda su asignatura. 

Empecé a hacer Flipped Classroom, clase invertida, sin saber que lo estaba haciendo. Y empecé haciéndolo mal, muy mal. Por eso, cuando hablo sobre FC lo hago desde la experiencia recorrida, más que desde las formaciones que he recibido. Vídeos largos y antididácticos, alumnos que no veían el contenido, yo repitiendo ese contenido de nuevo en clase, clases para ampliar contenido y no para reforzar lo estudiado de forma autónoma, alumnos descontentos por hacerles trabajar fuera de clase, … Pues eso, que me falló todo lo que puede fallar en el FC. 

A día de hoy, tras 14 años enseñando en la Universidad, con grupos grandes, alumnos de diferentes perfiles y cursos, en asignaturas teóricas o prácticas, sé que LA CLASE INVERTIDA FUNCIONA. Y lo escribo así, en mayúsculas, porque estoy tan convencida que retaría a flipear la clase de cualquiera que me pidiese ayuda. 

FC no es grabar vídeos, no es ampliar temario, no depende del tipo de alumno… FC es CONFIAR en el estudiante vertiendo en él la responsabilidad de la mitad del proceso, y DISEÑAR tu enseñanza de forma que posibilites el APRENDIZAJE PROFUNDO. Porque aprendemos lo que vemos y oímos, pero recordamos lo que pensamos, aplicamos, enseñamos y creamos. Así que la clave del FC no es el vídeo o el texto que compartes, si no lo que haces en el espacio presencial aprovechando el tiempo disponible que te deja el trabajo autónomo realizado. 

Los que ya hacíamos Flipped Classroom antes de la pandemia, tuvimos menos problemas para continuar con nuestra docencia en los diferentes contextos en lo que nos ha hecho trabajar el COVID estos 2 años. Pero es que, ahora que sabemos que se puede seguir una clase desde casa, es cuando se ha puesto en evidencia que una clase presencial debe ser insustituible por una clase grabada. Porque sinceramente, si vamos a dar charlas unidireccionales el planeta agradecería que nos quedásemos todos en casa.  

Así que, mis estudiantes estudian gran parte del contenido esencial de la materia en su tiempo autónomo, y lo APRENDEN REALMENTE cuando en clase, con mi ayuda y la de sus compañeros, se enfrentan a resolver problemas retadores, a relacionar y aplicar esos conocimientos 

En todos estos años poniendo a punto el Flipped Classroom, ni he reducido materia, ni he tenido que bajar el nivel de exigencia, sino todo lo contrario. Mis estudiantes de hace unos años no hubieran aprobado los exámenes que pongo en la actualidad, sin embargo, es ahora cuando tengo un elevado porcentaje de éxito en resultados de aprendizaje. 

No es magia, es creer, aprender, y trabajar, trabajar mucho. Si quieres saber los cómo, y conocer recursos para llevarlo a cabo, no te pierdas nuestro monográfico de innovación acerca de esta metodología.

¿Y si resulta que la historia es algo divertido? – Hoy hablamos de la recreación histórica

¿Y si resulta que la historia es algo divertido? – Hoy hablamos de la recreación histórica

Historia… qué asignatura tan pesada, ¿verdad? Nada más que una lista interminable de hechos, lugares, fechas y personajes que hace tiempo que murieron; algo soso, aburrido, que tampoco influye demasiado en nuestro día a día…

¡Para nada! ¡La Historia es mucho más!

Entonces… ¿por qué no suele llamar la atención de la gente? Obviamente no a todo el mundo tiene que gustarle la Historia como motor de su vida o como una de sus principales aficiones; pero, saber de dónde venimos y cómo hemos llegado hasta donde estamos, aunque sea en líneas generales, es algo que se debería tener en cuenta para ver por qué derroteros nos va a llevar la vida y que no es ni de lejos tan tedioso como pueda parecer.

¿Y si, para el caso concreto de la Historia, el problema no radica en el pasado en sí mismo, sino en cómo nos lo han contado? Es cierto que esa relación de cosas que se menciona en el primer párrafo, junto con palabras como museo, pintura, batalla, castillo, armas o biblioteca -entre otras- son las ideas principales con las que se suele relacionar a nuestro pasado; pero nuestro legado también son canciones, comidas, topónimos, ropas, tradiciones y otra gran multitud de cosas que permiten a la gente empatizar con sus ancestros y disfrutar de lo que el tiempo pasado les ha regalado.

Estas últimas cosas a veces pasan desapercibidas, quedan relegadas a un segundo plano o no se contemplan como la herencia y espejo del pasado que son; quedan en ocasiones ahogadas por esos museos, yacimientos y clases magistrales que, a pesar de sus continuos esfuerzos por innovar y renovarse, aún siguen manteniendo ese semblante frío y académico que parece espantar a la gente.

Y es en este hueco entre la rigidez de las instituciones y la festividad de las tradiciones donde encontramos una actividad que es a la vez educación y entretenimiento: la recreación histórica.

Qué es la recreación histórica

La recreación histórica es una actividad que busca, valga la redundancia, recrear el pasado con la mayor fidelidad posible. Desde ropas hasta comidas, pasando por la reconstrucción de armas y herramientas y llegando a la tematización de entornos históricos, esta actividad trae de alguna forma el pasado a la vida.

Aquí confluyen varias cosas importantes: por una parte, la recreación permite explorar el origen de todas esas costumbres regionales, nacionales o mundiales de las que tanto gustamos en disfrutar en nuestros ratos libres, desde una romería hasta una simple canción, mientras que por otro lado emplea la denominada como “musealización en vivo” para que la gente pueda ver, tocar y sentir cómo era el pasado a través de distintas reconstrucciones físicas -armas, ropajes, muebles…- y orales -lenguas antiguas, formas de hablar…-, de ahí que sea una actividad que en numerosas ocasiones se relaciona con la arqueología experimental.

recreación histórica

Y es que es labor indispensable del recreador, que puede ser quien quiera serlo, sin importar su sexo, raza o edad, documentarse previa y exhaustivamente para que la reproducción sea lo más ajustada posible con relación al periodo que recrea, excluyendo cosas que no existían para entonces y dando visibilidad a todo lo que sí se empleaba. ¿Os imagináis a una noble de la corte del Rey Sol con una camiseta de lycra o a un esclavo romano con un teléfono móvil? ¡Sería absurdo -aunque curioso-!

¿Qué aporta la recreación histórica en cuanto a la enseñanza de la historia?

Aunque hay adultos a los que no les interesa especialmente la Historia, niños y adolescentes suelen ser los que más “sufren” esta asignatura, debido en parte a la densidad de su contenido y por otra parte a esa sensación de extremo academicismo y rigidez que puede llegar a transmitir.

No obstante, también es cierto que hay chavales que saben de Historia y se interesan por ella; son precisamente ellos los más aptos para convertirse en futuros historiadores, arqueólogos y/o recreadores y, por tanto, en “embajadores de la autenticidad histórica” de la recreación y en “firmes combatientes” de esa visión distorsionada de la Historia ofrecida por series y películas.

Y es que son las nuevas generaciones, unas generaciones cada vez más metidas y entusiasmadas en temas de entornos y realidades inmersivos e interactivos, las que más disfrutan de esta actividad, que no pierde esa esencia divertida e innovadora a pesar de ser un faro analógico en un mar de tecnologías digitales.

Recreación histórica

Precisamente por esta labor de educación desde la diversión, de enseñanza no reglada, aún hay personas del mundo académico que no aciertan a ver las ventajas de la recreación, relegando esta actividad a una simple fiesta de disfraces. Esta no es sino una visión sesgada emitida desde el desconocimiento, ya que la recreación es entretenimiento, sí, pero también es una vía para que, principalmente niños y jóvenes, pero también adultos, aprendan sin darse cuenta, para dar visibilidad a nuestro patrimonio y, en definitiva, una experiencia que nos puede llegar a demostrar que, muchas veces, la realidad supera la ficción.

Actividades realizadas por la Asociación de Recreación Histórica Caballeros de Ulver el pasado 10 de marzo en el colegio Gredos San Diego-Las Suertes con los niños de 1º de Primaria.

¡Animaos a recrear, la Historia es mucho más de lo que parece!

¿Descifrar para escapar o escapar para descifrar?

¿Descifrar para escapar o escapar para descifrar?

En los últimos años, el escape room se ha convertido en una actividad de ocio para todas las edades. Consiste en descifrar enigmas para poder escapar de una habitación en un tiempo determinado. Esta forma de entretenerse, que pone a prueba tu estado físico y mental, ha llegado a las aulas para retar a nuestros alumnos desde la etapa de Infantil hasta la Universidad.

¿Podremos escapar de las clases donde solo habla el profesor durante una (eterna) hora? ¡Estamos de suerte! En la UFV, conscientes de estar realidad, aprovechamos esta dinámica y el engagement que genera en los alumnos para favorecer y consolidar su aprendizaje.  

Miriam Granado, profesora en el Grado de Psicología, ha diseñado una experiencia gamificada para llevar a la práctica el modelo pedagógico UFV: despertar, descubrir y decidir. Al final del cuatrimestre, Miriam utiliza el escape room para: “despertar a mis alumnos, repasar de manera lúdica y entretenida el contenido de su asignatura, y hacerles protagonistas de su aprendizaje”.

A Mar Martín, profesora en CETYS, el escape room le permite desarrollar habilidades para trabajar en equipo, permitirles que alcancen un objetivo común y aprendan a gestionar adecuadamente sus emociones.

Por su parte, Sandra Montalvo, profesora de la Facultad de Ciencias Experimentales, aprovecha las ventajas de este tipo de actividades para trabajar y relacionar aquellos contenidos que son más prácticos o aplicables a través de resolución de problemas.

Aproximadamente, un mes es lo que han tardado en diseñar la experiencia completa:  pensar la narrativa, concretar los retos, asociar los objetivos de aprendizaje y comprar el material, etc.

Si tienes en mente hacer un escape room con tus alumnos, ¡no compres el material, pídenoslo! ¿Qué tenemos? Cajas pequeñas, cajas medianas, cajas enormes, candados rojos, azules, grises, rotuladores de tinta invisible… Escríbenos a innovación@ufv.es y dinos qué necesitas. La primera en probar estos materiales no podía ser otra que nuestra directora, Noelia Valle. ¡Mira en este vídeo cómo lo hizo!

Que los alumnos tomen decisiones en base a lo que saben, esto es lo que Miriam pone en valor de este tipo de actividades, además de permitirle: “repasar todo el contenido de una asignatura cuatrimestral, haciendo reflexionar al alumno, teniendo que retomar por sí mismo todo lo aprendido, potenciando así una autoevaluación de su aprendizaje”.

Preguntamos a Mar qué consigue con este tipo de actividades que no consiga de otra manera. “Hacer ver a los alumnos que se pueden utilizar diferentes metodologías para alcanzar un aprendizaje, diferentes maneras de hacer las cosas (replicabilidad), motivación e implicación del grupo, que sientan/vivan una experiencia, trabajar otros aspectos que también son importantes en su futuro profesional. Motivar al alumno y conseguir una experiencia significativa en su aprendizaje”.

Cuando preguntamos a los alumnos, todos coinciden que supone una experiencia muy gratificante y divertida. Los alumnos de Sandra, en concreto, “calificaron la experiencia como enriquecedora. Una forma diferente de abordar la asignatura, lo cual motiva y supone un aliciente para interesarse por el contenido de esta”.

Poner en práctica los conocimientos teóricos, autoevaluarse, crear un clima distendido que favorezca el aprendizaje, desarrollar habilidades para trabajar en equipo, promover la participación del alumnado o aumentar su motivación por los contenidos. Estas son algunas de las ventajas que yo subrayo.

¿Te animas a escapar y a subrayar las tuyas?