Wooclap para clases interactivas y participativas

Wooclap para clases interactivas y participativas

Haz tus clases más interactivas y participativas con Wooclap

No diría nada nuevo si este post lo dedico a analizar el porqué del aumento del uso de la tecnología en estos dos últimos años. Los cambios y la transformación que se han producido en el uso de la tecnología tanto en la sociedad como en la educación han sido exponenciales.

Pero si ha habido una transformación y una evolución en el uso de la tecnología, ¿Debemos seguir haciendo lo mismo en nuestras aulas? o ¿Debemos cambiar algo?

Transmitir contenidos no debería ser el elemento clave en las aulas, sino orientar el proceso de enseñanza y aprendizaje para que el alumno desarrolle habilidades y competencias, así como hacerle participe y protagonista de su propio aprendizaje. La tecnología puede ser un aliado para provocar encuentros transformadores en el aula.

Ahora que Canvas ya es una realidad en la Universidad Francisco de Vitoria, se ha incorporado Wooclap, una herramienta que va a facilitar entre otras cosas la interactividad y la participación de los estudiantes en las aulas.

Este post se va a centrar en dar respuesta a dos preguntas ¿Qué es y para qué sirve Wooclap? desde la dimensión pedagógica y ¿Por qué hemos elegido la herramienta Wooclap? desde la dimensión técnica.

clase interactiva

 

¿Qué es y para qué sirve Wooclap?

Wooclap es una herramienta digital que permite al profesor interactuar en tiempo real con los estudiantes y ofrecer feedback inmediato. Se trata de una experiencia de aprendizaje interactiva que se puede usar en cualquier escenario educativo, ya sea presencial u online.

El profesor puede utilizar Wooclap para salir de la rutina de tu aula, desarrollar clases más participativas y proponer actividades creativas y motivadoras. Puede animar a sus estudiantes a ser más activos y a tomar las riendas de su propio aprendizaje, ofreciéndoles actividades en la que usen elementos que utilizan en su día a día como pueden ser el smarthphone y Canvas.

Uno de los objetivos de Wooclap es captar la atención de los estudiantes en las actividades síncronas (tanto en modalidad presencial como online) para poder darles voz y hacerles participar sin miedo al error, ya que se trata de medir qué saben hacer para poder recalcular ruta y personalizar el aprendizaje. También va a facilitar poder medir el nivel de conocimientos previos, la comprensión y comprobar el avance de aprendizajes en el curso.

Las ventajas de que Wooclap esté integrada con Canvas principalmente son:

  • Los estudiantes no tendrán que iniciar sesión en Wooclap ni crearse un usuario.
  • Acceden a las actividades desde su curso en Canvas.
  • Las calificaciones obtenidas en las actividades con Wooclap se pueden vincular con el calificador.

¿Porqué Wooclap?

En el ecosistema digital actual existe un gran catálogo de herramientas que permiten la interactividad de los alumnos con las actividades y, ¿Por qué se ha elegido Wooclap y no otra?

Las herramientas que se integran en el ecosistema digital de la UFV se evalúan previamente para saber si son adecuadas y cumplen con los siguientes criterios:

  1. Acceso único: posibilita que tanto profesores como alumnos accedan con el usuario y contraseña de la universidad por lo que no hay que crear una cuenta en Wooclap.
  2. Analíticas: Los datos sobre el uso de las herramientas permite a la institución conocer el nivel de uso de la herramienta y poder incorporar acciones de mejora para seguir construyendo el ecosistema digital de aprendizaje.
  3. Cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD): Nuestra DPD (Delegada de Protección de Datos) y la Unidad de Ciberseguridad velan porque se escojan herramientas que aseguren la privacidad de los datos personales. Wooclap no almacena datos de profesores y ni de alumnos por lo que está validada.

wooclap

Más información en nuestra web

Uso de vídeo docente en educación

Uso de vídeo docente en educación

¿Has empezado a crear vídeos docentes, pero no consigues que tus alumnos lo vean? ¿Te esfuerzas para crear vídeos y a cambio tus alumnos se quejan porque consideran que es demasiado trabajo autónomo?

Desde marzo de 2020 la creación y uso de vídeo docente en educación ha crecido entre los profesores universitarios. Los objetivos son variados, sustituir clases interrumpidas por problemas técnicos, realizar clases asíncronas, o aplicar la metodología “Flipped Classroom” (FC). El vídeo es desde hacía unos años la piedra angular de la formación “online” pero había llegado a la enseñanza presencial precisamente a través de esta metodología activa, el FC.

Aunque diferentes estudios avalan los valores educativos de los medios audiovisuales (Koumi, 2006), el vídeo no es eficaz si no cumple con los siguientes elementos: poseer un valor cognitivo que promueva la comprensión y memoria a largo plazo, asegurar el compromiso de los estudiantes y convertirse en una herramienta interactiva que permita un aprendizaje activo (Brame, 2016). Para ello es aconsejable hacer vídeos cortos (6 a 12 minutos), atractivos, con la información relevante bien remarcada, evitando información superflua y con formatos donde se mezcle imagen con explicación verbal. Además, conviene grabarlos con naturalidad, similar a tus explicaciones de clase pero sin repeticiones, hablando más rápido que lento y utilizando si es posible la narrativa, más allá de lo puramente descriptivo.

Lo primero que debes tener claro es el objetivo del vídeo. Si se utiliza como herramienta de la metodología FC lo aconsejable es asignar a tus estudiantes un vídeo por semana. Ten en cuenta que un vídeo de 15 minutos supondría unos 90 minutos de trabajo autónomo para los estudiantes, ya que el visionado incluye la toma de apuntes y la respuesta a preguntas incorporadas en el vídeo o asociadas a una tarea. Convertir el vídeo en una actividad interactiva es esencial pues permite la metacognición del estudiante y aporta información esencial al profesor para la preparación de la clase presencial posterior.

Algunos estudios han demostrado que los vídeos de mayor duración reducen el nivel de compromiso de los estudiantes (los vídeos de más de 12 minutos son visionados en un 20% de su longitud). En el caso de necesitar mayor tiempo para la explicación, trata de fragmentar la información en vídeos de menor tamaño o interrúmpelo con alguna actividad que ayude a integrar la información con los conocimientos previos relacionados. Si el objetivo del vídeo es sin embargo, utilizarlo para una clase asíncrona, puedes asignar más de un vídeo corto a la semana, o utilizar un vídeo largo con interrupciones a través de actividades de comprensión y aplicación.

Volviendo al uso del vídeo para liberar tiempo de la clase presencial, objetivo del FC, ten en cuenta que el vídeo no debería usarse para sumar tiempo de explicación teórica si no para emplear ese tiempo liberado en la realización de actividades de aprendizaje significativo basado en el análisis, evaluación, aplicación o creación. Es decir, es más importante lo que haces con el tiempo de la clase presencial que el vídeo en sí mismo, y precisamente eso ayudará a que el alumno vea el vídeo como algo necesario para el seguimiento de la clase.

  1. Brame, Cynthia J. Effective educational videos: principles and guidelines for maximizing student learning from video content. Life Sciences Education, 15:1-6. 2016.
  2. Koumi, Jack. Designing video and multimedia for open and flexible learning. Routledge. 2006

 

Si quieres profundizar más sobre el uso de vídeo docente en educación os recomendamos estos vídeos:

 

Para más información sobre el tema puedes visitar nuestra página web

www.innovacionufv.com

 

Herramientas del taller de Flipped Learning que han realizado los docentes de la UFV

Herramientas del taller de Flipped Learning que han realizado los docentes de la UFV

Queremos compartir con vosotros las herramientas utilizadas en el taller de Flipped Learning que realizaron los docentes de la Universidad Francisco de Vitoria:

Google drive  se puede utilizar para el trabajo de grupos con docentes o alumnos.

Google Shortener permite cortar los enlaces para las redes sociales.

Wikispaces para el trabajo individual y colectivo del alumnado.

Socrative para realizar cuestionario con el alumnado.

Storify para que redactar apuntes interactivos.

QuickTime para grabar videotutoriales.

Surevey para el móvil cuestionarios.

Screencastify para realizar vídeos: corregir, explicar.

Y más herramientas que podéis conocer en https://www.theflippedclassroom.es/100-herramientas-para-invertir-tu-clase-para-empezar/

No queremos que os olvidéis al leer esto del pilar educativo que no son las herramientas, ni la tecnología, sino el profesor y el alumno, así como sus posibles interacciones. Y en estos términos podemos valorar la pertinencia de los distintos dispositivos.