APRENDIZAJE COOPERATIVO

El Aprendizaje Cooperativo es una metodología transversal a otros métodos de enseñanza-aprendizaje que promueve el desarrollo de competencias interpersonales, sociales y de trabajo en equipo decisivas para el éxito profesional y personal del estudiante. El aprendizaje cooperativo es mucho más que trabajo en equipo ya que es aplicable también a la clase magistral. Esta metodología mejora la autonomía del estudiante y favorece el aprendizaje profundo.

Aprendizaje Cooperativo

¡Uno para todos y todos para uno!

¿Crees que es posible que tus alumnos cooperen para alcanzar un objetivo común?

Es posible. El aprendizaje cooperativo (AC) es una metodología transversal a otros métodos de enseñanza y aprendizaje que promueve el desarrollo de competencias interpersonales, sociales y de trabajo en equipo, decisivas tanto para el éxito académico como profesional y personal del estudiante.  

En este monográfico nos centramos en el aprendizaje cooperativo y ponemos a tu disposición todo lo que necesitas saber -y tener- para incorporar esta estrategia metodológica en tu aula.  

¿Qué te parece empezar de manera distendida escuchando un podcast?

Susana Martín Hernáez, profesora de Química en la Facultad de CC Experimentales, y Laura Martín Martínez, directora de los Grados en Educación, llevan tiempo utilizando el aprendizaje cooperativo en sus asignaturas y nos cuentan su experiencia personal y algunas claves. No te las pierdas porque, como dice Laura, hacer cooperativo va mucho más allá que hacer trabajos en grapa (dícese del trabajo de grupo que consiste en unir, grapar, las partes realizadas por cada uno de los integrantes).

CONOCE

Para conocer la base teórica del AC, te presentamos el seminario impartido durante el confinamiento por Noelia Valle, directora del Instituto de Innovación en tres vídeos de 25 minutos.  

En la primera parte del seminario descubrirás que el aprendizaje cooperativo es mucho más que trabajar en equipo. Noelia nos explica los fundamentos de esta metodología, la implicación (y responsabilidad) de cada uno dentro del grupo y como individuo, y qué pasos concretos debes dar como docente para llevar a cabo una clase de aprendizaje cooperativo. ¿No te preguntas por qué aparece una rana cuando nos habla de aprendizaje cooperativo 

En el segundo vídeo, os muestra los tipos de Aprendizaje cooperativo. El AC Formal es probablemente el más conocido de esta metodología, pues consiste en la elaboración de pequeños grupos temporales para realizar una tarea o producto concreto. Sin embargo, existen otros dos tipos de AC, el Informal, especialmente relacionado con la clase expositiva para asegurar la integración de la información por parte de cada alumno y su participación en clase, y el Grupo Base, grupos de larga duración más encaminados al crecimiento personal del estudiante que a asignaturas concretas. 

En esta tercera parte del seminario, nos centramos en la evaluación del AC. En el AC es esencial el procesamiento y evaluación constante. En este vídeo pasamos por algunas técnicas y herramientas para hacer evaluación y para implicar al estudiante en la misma. Y ojo, que cuando hablamos de evaluación, no nos referimos exclusivamente a la calificación. 

Noelia Valle Benitez

Doctora en Ciencias, Máster en Innovación Educativa y experta en Aprendizaje Cooperativo. Directora del Instituto de Innovación de la UFV.

Docente desde hace 13 años en las áreas de Biología y Fisiología en la Facultad de CC Experimentales. Actualmente dirige el Instituto de Innovación de la UFV. Ha participado en numerosos proyectos de innovación docente en el contexto de Flipped Classroom, el Aprendizaje Cooperativo y la creación de contenidos audiovisuales.

Cómo sabemos que lo nuevo asusta, para ayudarte y que no dejes cabos sueltos hemos hecho esta infografía con el decálogo del buen cooperativo. Descargable y listo para imprimir.

¿Qué tal si lo pones en tu mesa para familiarizarte con el aprendizaje cooperativo 

Noelia Valle

El decálogo del buen cooperativo

1. Define los RESULTADOS DE APRENDIZAJE  que vas a trabajar mediante AC 

2. Diseña la tarea para asegurar la INTERDEPENDENCIA POSITIVA 

3. Diseña la evaluación para asegurar la RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL 

4. Crea grupos pequeños (2 a 5) y asegúrate de que sean HETEROGÉNEOS

5. Si asignas roles, que sean CAMBIANTES

6. Adapta el espacio para fomentar la INTERACCIÓN FOMENTADORA CARA A CARA 

7. Escoge las HERRAMIENTAS que faciliten la cooperación 

8. MONITORIZA el trabajo de los grupos (ve y escucha) e intervén cuando haga falta 

9. Implica a los estudiantes en la valoración de su capacidad de cooperación y el uso de las HABILIDADES SOCIALES 

10. Evalúa y celebra (facilita FEEDBACK a los estudiantes y que cada uno se diga lo que le ha gustado de trabajar con el otro) 

DISEÑA

HAGAMOS LOS EQUIPOS

Ya tenemos una visión 360 del aprendizaje cooperativo. Es el momento de ponernos manos a la obra. ¡Vamos a dividir a los alumnos! Pero ¿cómo? Santiago Moll nos propone en este artículo, cómo crear grupos cooperativos en función de los tipos de AC. Además, en la primera parte del seminario, ya hemos visto que hay muchas formas de crear los grupos, siempre en función del objetivo.

Aquí te dejamos algunas ideas y recursos para facilitarte esta tarea:

Para los más digitales...
  • Boardgame es una herramienta muy sencilla que permite crear grupos de manera aleatoria en tiempo real. Escribes los nombres de los alumnos, seleccionas el número de grupos que quieres crear y ¡voilà! 
  • Quizlet Live es una app que permite crear grupos al azar en el momento, para empezar a trabajar un contenido a través de la evaluación.
  • CANVAS para crear grupos y generar espacios de trabajo cooperativo: (1) Para crear grupos al azar puedes crear una tarea y seleccionar la opción “Es una tarea de grupo”. En este tutorial del Virtual Lab encontrarás como crear los grupos de forma aleatoria. (2) Si por el contrario deseas hacer los grupos de forma manual o que los estudiantes se inscriban según sus preferencias (aunque no es lo más recomendable según los expertos) puedes seleccionar la opción desde la tarea, o crear los grupos desde la sección “Personas”. (3) Una vez creados los grupos, los miembros del mismo y el docente pueden trabajar en el espacio de trabajo del equipo. (4) Otra opción es crear un archivo en la sección “Colaboraciones”. 
    Para los más analógicos...
    • Para los más analógicos o los que no quieren quedarse colgados por un fallo en la tecnología, hemos creado una baraja para que puedas crear grupos con un criterio preestablecido. Nosotros hemos utilizado ciudades, tanto en imagen como en texto, para que puedas “jugar” con ello.
    • Una técnica ideal para hacer parejas heterogéneas y variadas durante todo el curso es el “Reloj de Citas”.

    El reloj de citas es una dinámica para generar parejas diferentes para actividades de clase durante todo el curso. Repartimos una plantilla a cada alumno y les pedimos que rellenen los huecos poniendo en cada hora el nombre de un compañero con el que se pongan de acuerdo. Es decir, a las 12 escriben el nombre de un compañero que aún no haya rellenado ese hueco, y ese compañero el suyo. Así hasta completar todas las horas. Para empezar a rellenar podemos darles una consigna, por ejemplo, “Escribe a la 1 el nombre de un compañero que haya nacido el mismo mes que tú”, así no empezarán directamente poniendo el nombre de un amigo, y nos aseguramos que las parejas son heterogéneas. A partir de ahí, el resto de horas se rellenan poniéndose de acuerdo con diferentes personas de la clase.

    El día que lo hacen debes dedicar un ratito a que completen el reloj y se hace algo de alboroto en clase, pero merece la pena, porque tendrán 12 parejas diferentes con las que trabajar el resto del curso.

    El día que decidas hacer una actividad por parejas no tienes más que decir: “hoy vais a trabajar con vuestra cita de las 3”. Y ya tienes las parejas hechas.

     

      Ejemplo

      Puedes juntar a todos los neoyorkinos, con todas las imágenes de la ciudad, para hacer un grupo de cuatro

      Ejemplo

      Puedes hacer parejas utilizando combinaciones: texto-imagen o imagen-imagen

      ASIGNAR ROLES

      Asignar roles es una opción para asegurar la interdependencia

      Para que el grupo funcione y cada estudiante sea consciente y responsable de su tarea, se pueden otorgar roles. D.W. Johnson, R.T. Johnson, padres del aprendizaje cooperativo, nos explican cómo asignar y clasificar estos roles según su función en el capítulo 5 de su libro El aprendizaje cooperativo en el aula

      Cartas para asignar roles en el aula

      El Instituto de Innovación os ha preparado algunas cartas que puedes utilizar para repartir aquellos roles que consideres necesarios dentro del equipo. Si te gustan puedes descargarlas directamente en el siguiente archivo. También puedes utilizar la versión editable para adaptarlas a tus necesidades. 

      lápices haciendo un círculo

      DINÁMICAS Y HERRAMIENTAS

      Dinámicas para el trabajo cooperativo

      La forma en la que estructures una actividad o tarea va a determinar que el trabajo en grupo sea o no cooperativo. Recuerda que debes asegurar al menos la interdependencia positiva y la responsabilidad de cada individuo. A continuación, te damos algunas dinámicas para utilizar en clase siguiendo esta metodología: 

      Dinámica en la que cada estudiante prepara un contenido de forma autónoma, para después explicárselo a sus compañeros en grupos de 4.

      La actividad tendría 4 fases:

      1) Estudio autónomo de un contenido fragmentado en 4 o 5 partes (cada alumno estudia una parte);

      2) Reunión en clase en 4 o 5 grandes grupos de expertos para resolver dudas sobre el contenido común;

      3) Reunión en pequeños grupos de 4 o 5 miembros en los que cada uno explica el resto el contenido trabajado;

      4) Evaluación individual.  

      Ver vídeo

      Esta dinámica consiste en lo siguiente:

      1) El profesor propone un problema;

      2) Al decir “¡lápices al centro!” los alumnos deben dejar lápices o el ordenador en el centro de la mesa, y hablar durante el tiempo establecido sobre cómo resolver el problema hasta llegar a un consenso. Pueden hablar, pero no escribir;

      3) Una vez pasado este tiempo, cada alumno coge el lápiz o el ordenador y, en silencio e individualmente, solucionan el problema.  

      En este caso, el profesor plantea un problema o tarea concreta y entrega un folio al equipo. Cada miembro del grupo empieza a escribir en una parte en un folio “giratorio”. Mientras tanto, los demás se fijan en como lo hace el compañero, pueden ayudarle, corregirle o animarle. A continuación, lo pasa al compañero de al lado, siguiendo la dirección de las agujas del reloj, para que escriba su parte de la tarea en el folio, así uno a uno hasta que todos los miembros del equipo han participado en el desarrollo de la tarea. 

      En esta dinámica se plantea una pregunta a los alumnos y se pide que den una respuesta primero individual, luego en pareja y por último en el grupo de 4.

      Las fases serían:

      1) Repartimos un folio en blanco que dividiremos en tres columnas iguales: 1, 2 y 4.

      Cada alumno, individualmente, debe responder a las preguntas o al problema en la primera columna del folio;

      3) Pasado este tiempo los alumnos se colocarán en parejaspondrán en común sus respuestas y lo escribirán en la segunda columna del folio;

      4) Finalmente, harán lo mismo en grupos de 4, escribiéndolo en la tercera columna. Es importante fijar un tiempo en cada fase. 

      Esta dinámica comienza pidiendo a los estudiantes que responsan a una pregunta o problema de forma individual. Pueden añadir esta respuesta en las esquinas de un folio común (una esquina para cada miembro del grupo). Una vez pasado el tiempo establecido por el profesor, los alumnos deben poner en común sus respuestas y llegar a una única respuesta consenso que escribirán en el centro del folio. Para acabar el profesor pedirá a un estudiante al azar que explique la respuesta consensuada. 

      miro ejemplo
      Herramientas digitales para el trabajo cooperativo

      Además de las técnicas, existen herramientas digitales que facilitan mucho el trabajo cooperativo, especialmente si se realiza en formatos no presenciales.

      Clasroomscreen

      Classromscreen ofrece un escritorio virtual con herramientas muy útiles para organizar el trabajo cooperativo en el aula: un reloj para gestionar los tiempos, un controlador de ruido, un dado para decidir turnos o roles, la posibilidad de incluir un QR como vía de acceso a otros recursos, etc. Deja abierta esta herramienta en el ordenador de clase y te ayudará a mejorar el ambiente.

      Muros o tableros cooperativos

      Por otro lado, los muros o tableros cooperativos resultan muy útiles a la hora de organizar el trabajo, analizar la evolución y ver el estado de cada tarea a tiempo real o de forma asíncrona. Anima a tus alumnos a utilizarlos o crea tú la tarea en ellos: 

      • Padlet. El equipo de Innovación Educativa, una iniciativa de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, nos explica en este vídeo cómo usar Padlet para el aprendizaje cooperativo. 
      • Miro es una plataforma muy sencilla que te permite formentar la colaboración entre tus estudiantes. Descubre más sobre ella en nuestra web.  
      • Trello es una herramienta muy utilizada en el contexto empresarial para gestionar proyectos, que empieza a utilizarse en el entorno educativo para organizar y planificar trabajos o tareas en grupo. 

      APLICA

      Ahora que conoces la metodología de aprendizaje cooperativo, te proporcionamos estas plantillas que facilitarán su aplicación en el aula.

      INSPÍRATE

      Sígueles la pista…

      Muchos son los docentes que utilizan esta estrategia metodológica en sus aulas y que comparten tanto sus ideas como los materiales y recursos que crean para ello. No te pierdas las cuentas de Twitter de:

      BUENAS PRÁCTICAS

      Alumnos y profesores de la UFV nos cuentan las ventajas de aprender mediante aprendizaje cooperativo.

      Noelia Valle Benítez – InnoBar

      Guillermo Arce 

      BIBLIOGRAFÍA

      Libros y capítulos de libro

      -JOHNSON, David W.; JOHNSON, Roger T. (2016): La evaluación en el aprendizaje cooperativo: cómo mejorar la evaluación individual a través del grupo. Editorial SM. 

      -JOHNSON, David W.; JOHNSON, Roger T.; HOLUBEC, Edythe (1999): El aprendizaje cooperativo en el aula. Barcelona, Editorial Paidós. 

      -JOHNSON, David W.; JOHNSON, Roger T.; SMITH, Karl A. (1997): El Aprendizaje Cooperativo regresa a la Universidad: ¿qué evidencia existe de que funciona? Universidad de Minnesota.  

      PUJOLÁS, Pere; LAGO, José Ramón (coord.) (2018): El programa CA/AC (Cooperar para Aprender/Aprender a Cooperar) para enseñar a aprender en equipo. Implementación del aprendizaje cooperativo en el aula. Universidad de Vic.

      Artículos en revistas y medios

      -CAVANAGH, Michael (2011): “Students´ experiences of active engagement through cooperative learning activities in lectures”, en Active Learning in higher education vol.12, p.p. 23-33 (https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/1469787410387724). 

      CECCHINI, José A.; FERNANDEZ-RÍO, Javier; MÉNDEZ-GIMÉNEZ, Antonio; GONZÁLEZ, Carmen; SÁNCHEZ MARTÍNEZ, Beatriz; CARRIEDO, Alejandro (2021): High versus low-structured cooperative learning. Effects on prospective teachers’ regulation dominance, motivation, content knowledge and responsibility”, en European Journal of Teacher Education vol. 44, p.p. 486-501 (https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/02619768.2020.1774548).  

      -CONDE VÉLEZ, Sara; DELGADO-GARCÍA, Manuel; TOSCANO CRUZ, María de la O (2021): “Cooperative learning at university: opinion of students and application of the instrument Cooperative Learning Questionnaire (CLQ)”, en Innovations in Education and Teaching International vol.58 (https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/14703297.2021.1932557). 

      -GARCÍA-RUIZ, María Rosa; GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, Natalia (2013): “El aprendizaje cooperativo en la universidad. Valoración de los estudiantes respecto a su potencialidad para desarrollar competencias”, en RIDE Revista Iberoamericana para la Investigación y el Desarrollo Educativo vol.4 nº.7, julio-diciembre, pp. 106-128. 

      -HAN, Shin-Il; SON, Hyesook (2020): “Effects of Cooperative Learning on the Improvement of Interpersonal Competence among Students in Classroom Environments”, en International Online Journal of Education and Teaching vol.7 nº1, p.p. 17-28. (https://eric.ed.gov/?id=EJ1244247). 

      -JOHNSON, David W.; JOHNSON, Roger T.; SMITH, Karl A. (2014): “Cooperative Learning: improving university instruction by basing practice on validated theory”, en Journal on Excellence in College Teaching vol.25 nº3-4, p.p.85-118 (https://eric.ed.gov/?id=EJ1041374). 

      -LOH, Raymond Chee-Yen; ANG, Chin-Siang (2020): “Unravelling Cooperative Learning in Higher Education: A Review of Research”, en Research in Social Sciences and Technology vol.5 nº2, p.p. 22-39 (https://eric.ed.gov/?id=EJ1265259). 

      -VÁZQUEZ-GARCÍA, Mario (2018): “Collaborative-group testing improves learning and knowledge retention of human physiology topics in second-year medical students”, en Advance in Physiology Education vol.42, p.p. 232-239 (https://journals.physiology.org/doi/full/10.1152/advan.00113.2017). 

      -VERGARA RODRÍGUEZ, Diego (2012): “Una experiencia educativa de aprendizaje cooperativo en la universidad”, en Profesorado. Revista de Currículum y Formación de Profesorado vol.16 nº2, mayo-agosto, p.p. 339-354.  

      Webgrafía

      Don Bosco Educa. Construyendo la escuela del siglo XXI (https://donboscoeduca.com/aprendizaje-cooperativo/). 

      -FELIPE CASTAÑO, Elena; IGLESIAS GALLEGO, Damián; LEÓN DEL BARCO, Benito; MENDO LÁZARO, Santiago; POLO DEL RÍO, María Isabel (2018): “Cooperative teams Learning and the Development of social skills in higher education: the variables involved”, en Frontiers in Phychology (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6113388/). 

      -GAUDET, Andrew D.; J. Jacquelyn; NAKONECHNY, Joanne; RAMER, Leanne M.; RAMER, Matt S. (2010): “Small-Group Learning in an Upper-Level University Biology Class Enhances Academic Performance and Student Attitudes Toward Group Work”, en Plos One (https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0015821). 

      -MOLL, Santiago (2015): “3 Maneras de organizar grupos cooperativos en el aula”, en Justifica tu respuesta (https://justificaturespuesta.com/3-maneras-de-organizar-grupos-cooperativos-en-el-aula/). 

      Si quieres profundizar más sobre las metodologías de innovación docente

      Blog

      Si quieres profundizar más sobre el tema y conocer de primera mano las experiencias de otros docentes con el aprendizaje cooperativo, no te pierdas nuestros artículos del blog.

      Grupo o Grapa

      Herramientas

      Conoce las diferentes herramientas para el aprendizaje y la innovación docente para poner en práctica en tu aula

      Buenas Prácticas

      Buenas prácticas de docentes innovadores de la Universidad Francisco de Vitoria, donde ponen en práctica alguna de las diferentes metodologías y herramientas de aprendizaje y evaluacióm

      ¿Y SI INNOVAMOS?

      SÍGUEMOS EN RRSS Y NO TE PIERDAS NADA