Uso de vídeo docente en educación

Uso de vídeo docente en educación

¿Has empezado a crear vídeos docentes, pero no consigues que tus alumnos lo vean? ¿Te esfuerzas para crear vídeos y a cambio tus alumnos se quejan porque consideran que es demasiado trabajo autónomo?

Desde marzo de 2020 la creación y uso de vídeo docente en educación ha crecido entre los profesores universitarios. Los objetivos son variados, sustituir clases interrumpidas por problemas técnicos, realizar clases asíncronas, o aplicar la metodología “Flipped Classroom” (FC). El vídeo es desde hacía unos años la piedra angular de la formación “online” pero había llegado a la enseñanza presencial precisamente a través de esta metodología activa, el FC.

Aunque diferentes estudios avalan los valores educativos de los medios audiovisuales (Koumi, 2006), el vídeo no es eficaz si no cumple con los siguientes elementos: poseer un valor cognitivo que promueva la comprensión y memoria a largo plazo, asegurar el compromiso de los estudiantes y convertirse en una herramienta interactiva que permita un aprendizaje activo (Brame, 2016). Para ello es aconsejable hacer vídeos cortos (6 a 12 minutos), atractivos, con la información relevante bien remarcada, evitando información superflua y con formatos donde se mezcle imagen con explicación verbal. Además, conviene grabarlos con naturalidad, similar a tus explicaciones de clase pero sin repeticiones, hablando más rápido que lento y utilizando si es posible la narrativa, más allá de lo puramente descriptivo.

Lo primero que debes tener claro es el objetivo del vídeo. Si se utiliza como herramienta de la metodología FC lo aconsejable es asignar a tus estudiantes un vídeo por semana. Ten en cuenta que un vídeo de 15 minutos supondría unos 90 minutos de trabajo autónomo para los estudiantes, ya que el visionado incluye la toma de apuntes y la respuesta a preguntas incorporadas en el vídeo o asociadas a una tarea. Convertir el vídeo en una actividad interactiva es esencial pues permite la metacognición del estudiante y aporta información esencial al profesor para la preparación de la clase presencial posterior.

Algunos estudios han demostrado que los vídeos de mayor duración reducen el nivel de compromiso de los estudiantes (los vídeos de más de 12 minutos son visionados en un 20% de su longitud). En el caso de necesitar mayor tiempo para la explicación, trata de fragmentar la información en vídeos de menor tamaño o interrúmpelo con alguna actividad que ayude a integrar la información con los conocimientos previos relacionados. Si el objetivo del vídeo es sin embargo, utilizarlo para una clase asíncrona, puedes asignar más de un vídeo corto a la semana, o utilizar un vídeo largo con interrupciones a través de actividades de comprensión y aplicación.

Volviendo al uso del vídeo para liberar tiempo de la clase presencial, objetivo del FC, ten en cuenta que el vídeo no debería usarse para sumar tiempo de explicación teórica si no para emplear ese tiempo liberado en la realización de actividades de aprendizaje significativo basado en el análisis, evaluación, aplicación o creación. Es decir, es más importante lo que haces con el tiempo de la clase presencial que el vídeo en sí mismo, y precisamente eso ayudará a que el alumno vea el vídeo como algo necesario para el seguimiento de la clase.

  1. Brame, Cynthia J. Effective educational videos: principles and guidelines for maximizing student learning from video content. Life Sciences Education, 15:1-6. 2016.
  2. Koumi, Jack. Designing video and multimedia for open and flexible learning. Routledge. 2006

 

Si quieres profundizar más sobre el uso de vídeo docente en educación os recomendamos estos vídeos:

 

Para más información sobre el tema puedes visitar nuestra página web

www.innovacionufv.com

 

Informe sobre el uso de metodologías activas en UFV

Informe sobre el uso de metodologías activas en UFV

El Instituto de Innovación de la UFV ha enviado un cuestionario sobre el uso de metodologías activas a todos los profesores de la UFV, a través, de un link al correo electrónico de cada profesor, asegurándonos de la confidencialidad de las respuestas. El cuestionario cuenta, con un total 22 preguntas, se ha diseñado específicamente para los docentes de la UFV y marca la frecuencia con la cual los docentes usan, métodos, técnicas o metodologías activas en las aulas. Nuestro objetivo ha sido identificar cuáles de las metodologías activas de aprendizaje se están aplicando en la UFV, para enfocar estrategias que nos permitan orientar la planificación didáctica a la formación de profesionales y científicos centrados en la persona.  De todos ellos, 222 profesores han contestado el cuestionario, siendo un:

  • 32,7% de Ciencias de la Salud
  • 19,1% de Ciencias Jurídica y Empresariales
  • 15,9% de Ciencias Experimentales
  • 14,1% de Ciencias de la Comunicación
  • 11,8% de Educación y Humanidades
  • 6,4% de Escuela Politécnica Superior.
  • 52% de mujeres y 48% de hombres.
  • 41% con experiencia de 1 a 5 años en la UFV, 19% con experiencia de 5 a 10 años en la UFV, 40% con más de 10 años de experiencia en la UFV.

En este informe se muestran los resultados obtenidos, por los encuestados de forma gráfica. El cuestionario se estructura en diez grandes bloques, cada uno de ellos contiene varias preguntas sobre un tema concreto, pero siempre relacionado con la mejora del proceso de enseñanza de la UFV. Los diez grandes bloques son: objetivos, contenidos y actividades, conocimientos previos, aprendizaje activo, finalidad, espacios, recursos, interdisciplinariedad, comunicación y evaluación.

Con este cuestionario hemos contrastado los resultados observados en la investigación. Globalmente este estudio demuestra que existe en la Universidad Francisco de Vitoria, un interés evidente por las nuevas metodologías pedagógicas innovadoras. También demuestra, sin embargo, que las metodologías más usadas son la lección expositiva, el estudio de casos, los subgrupos de trabajo, preguntas exploratorias, brainstorming, ejercicios de autoevaluación, ABP y aprendizaje por descubrimiento, siendo de menor uso métodos como el business games, fact-finding, centro de interés, neuroeducación, etc.

No es posible extrapolar los datos, recogidos, de la muestra utilizada, al conjunto de la Universidad, pero si podemos afirmar que los docentes muestran una tendencia de reflexión sobre su práctica educativa, buscando la motivación y la incorporación de metodologías activas que hacen participe al alumnado de su aprendizaje. Siendo los objetivos, los conocimientos previos, la finalidad, el espacio y la evaluación los elementos de la programación didáctica que más valoran y en menor medida los recursos, la comunicación y la interdisciplinariedad.

Teniendo en cuenta estos datos el Instituto de Innovación se compromete a crear estrategias de comunicación entre docentes y discentes, a establecer andamios para fomentar la interdisciplinariedad entre facultades, consiguiendo involucrar a los docentes en la motivación de los estudiantes, adaptando dichas metodologías al proceso de aprendizaje de cada alumno.

Para ver el informe consultar en el depósito digital de la Biblioteca de la UFV  http://ddfv.ufv.es/handle/10641/1470 

Flipped Classroom en el Grado de Fisioterapia

Flipped Classroom en el Grado de Fisioterapia

Manuel Rodríguez de Aragón, responsable de innovación en el grado de fisioterapia de la Universidad Francisco de Vitoria, nos cuenta su experiencia del uso de la metododología de innovación docente, Flipped Classroom en el Grado de Fisioterapia.

Un proyecto innovador en base a su experiencia y aplicabilidad. Manuel, facilita a  los alumnos  de fisioterapia el contenido integro desde el primer día, incluso las anécdotas están redactadas desde años pasados y eso es de lo que parten con los alumnos del nuevo año.

Divide la clase en cuatro grupos y cada grupo es experto en una parte del contenido. En la parte teórica, hay una parte de exposición y lo que los expertos (alumnos) explican es el material que se han preparado. Al final de esa clase, además, lanzan unas preguntas que los alumnos han generado y se les van recogiendo datos para hacer una evaluación continua de cada clase, abriéndose un debate final sobre el contenido. La parte práctica, la intención que tiene es que los alumnos sean capaces de crear, para integrar mejor los conocimientos. Lo alumnos generan sus propios vídeos con las técnicas manuales, que hay que aplicar a la asignatura, para que aprendan a tratar a los pacientes y ellos graban en vídeo esas técnicas, si están bien grabadas las suben a blog de fisioterapia   para que valgan como contenido de estudio a todos los alumnos.