El  futuro presente de la educación

El futuro presente de la educación

La UFV no baja el ritmo durante julio. Actividades, charlas, formaciones. La Jornada de Innovación Docente es un espacio de encuentro para la comunidad educativa universitaria donde aprender, reflexionar y compartir conocimiento y experiencia. Cada día son más los profesores, PAS o interesados en la innovación educativa, tanto de la UFV como de fuera, que se acercan a compartir este día con nosotros. En esta última edición, ¡éramos casi 300 personas pensando en el presente de la educación!

Me incorporé al Instituto de Innovación de la UFV hace justo un año. Soy muy mala para las fechas, pero me acuerdo porque, aquel día, se celebraba la Jornada de Innovación Docente. Un encuentro que, recién salidos de la pandemia, se percibía como ambicioso y valiente.

Un año más tarde, volvemos a disfrutar de este encuentro. Con diferencias, eso sí.

Si el año pasado un 98% de los asistentes íbamos con mascarilla; solo un 10% la llevaba este año. Si el año pasado las restricciones solo nos permitieron dar un vale comida; este año hemos compartido desayuno, comida y merienda. Si «COVID-19» fue la palabra clave del año pasado; «híbrido», «tecnología, «realidad inmersiva», «datos» y «metaverso» han compartido protagonismo este año.

Si el año pasado se hizo en las salas del Learning Space; este año hemos creado distintos ambientes en el Square para favorecer las actividades de la Jornada. Si el año pasado yo era la nueva; este año Paloma se lleva el título 😊

El uso transformador de la tecnología y el papel del profesorado ante este nuevo panorama educativo ha sido el paraguas de este año. Inteligencia artificial, realidad virtual, comunicación transmedia o modelos de aprendizaje híbrido. Conceptos que parecen lejanos y que, sin embargo, son el presente de la educación y forman parte de la realidad educativa.  

El detalle del programa, cuántos y quiénes éramos, las experiencias que se expusieron o esa foto que evoca el recuerdo puedes encontrarlo en este informe.

Nunca sabes si las valoraciones de una encuesta son realmente sinceras. Cuando leía los comentarios de los asistentes, había uno que se repetía de manera frecuente (y que me hacía sonreír): “el buen ambiente que se ha generado, por la implicación de los ponentes, el público y el equipo organizativo”. Y mientras lo escribo, vuelvo a sonreír, porque cuando quieres que algo salga bien te remangas, te involucras, te enredas, te arriesgas y, al final, se percibe.

¿Quieres volver a sentir ese “buen rollo”? ¡Sube el volumen y dale al play!

Gracias 

a los que se implicaron;

a los ponentes por compartir su conocimiento y ampliar nuestra mirada; 

a los que se arriesgaron a compartir su experiencia en un nuevo formato de póster; 

a los compañeros que hicieron las demostraciones por “traducir” el mensaje para “visualizarlo” en el aula; 

a los que amenizaron los descansos con su talento musical; 

Comunidades de aprendizaje para crecer juntos

Comunidades de aprendizaje para crecer juntos

Hace años que el Instituto de Innovación quería reconocer oficialmente los grupos que se forman para, como dice Juan Serrano, hacer mejor lo que se nos pide hacer. Grupos de profesores, personal administrativo o alumnos que se juntan para poner sobre la mesa aquellos temas que les interesa (e inquieta), tengan o no que ver con su ámbito laboral, porque la finalidad de una comunidad es tan solo crecer.

Este año, sacamos la convocatoria para certificar las comunidades junto a la Unidad de Aprendizaje. Cuando recibimos y evaluamos las solicitudes, vimos que se presentaban equipos de trabajo, comunidades docentes, comunidades de repensamiento, comunidades de aprendizaje, algunas que eran de innovación y otras no, algunas estaban orientadas a generar proyectos…

– ¿Tenemos todos la misma idea cuando hablamos de comunidades de aprendizaje para la innovación docente?

– Parece que no.

Decidimos entonces centrar nuestros esfuerzos y que este fuera nuestro primer objetivo: unificar el imaginario que los docentes, PAS y alumnos UFV tenemos cuando oímos hablar de comunidad de aprendizaje.

Para ello, conceptualizamos un encuentro junto con el Instituto de Acompañamiento. Queríamos hacer un taller que generara un insight en los asistentes, queríamos que fueran ellos mismos quienes, a través del razonamiento deductivo, el diálogo y la reflexión individual y conjunta, se dieran cuenta de si eran o no comunidad, en qué momento estaban y dónde podían (y querían) llegar.

La experiencia de Juan Serrano, con su comunidad «Maitines», fue el desencadenante que utilizamos para inferir las características de una comunidad: es dinámica y flexible; no es una obligación; hay un compromiso libre y activo por parte de todos; es un sitio donde puedo ser acogido y corregido; surge como una inquietud por parte de sus miembros; es “el descanso del guerrero”. ¡No dejes de escucharle!

Este ejercicio, junto con una reflexión pre y post taller, dio lugar a un listado propio que representa cómo son y cómo aspiramos que sean las comunidades UFV.

 

comunidades

¿Somos comunidad? ¿Nos lo habíamos planteado alguna vez? ¿Queremos seguir siéndolo? Una sencilla diana de autoevaluación permitió a los asistentes, agrupados por comunidades, reflexionar sobre las características con las que se identificaban, con cuáles no, qué les falta a nivel individual y como comunidad o qué necesitaban por parte de la Universidad para reforzar sus puntos fuertes y trabajar los débiles.

Hicimos una nube de palabras con las necesidades que salieron. ¿Adivinas qué palabra estaba en el centro? Eso es, tiempo. No falta motivación, ni compromiso, ni ganas, la mayoría de las veces, lo que nos falta es tiempo, tiempo para dedicar.

Javier Araguren, filósofo de la UFV, nos regaló su reflexión. Con un final sobresaliente, Javier nos plantea si podemos comparar la belleza de «Las Meninas» con la belleza de «El entierro del Conde Orgaz». ¿Se puede? Yo nunca me lo había planteado, pero ahora, después de hacerlo, mi respuesta es no. ¿Tú qué piensas?

¿Te estás preguntando qué tienen que ver Velázquez y El Greco con las comunidades UFV? Te invito a escuchar a Javier Araguren. Y, si puedes, ponte los auriculares y escúchale mientras paseas, que como decía mi querido y admirado Antonio Rodríguez de las Heras, es la mejor manera de conectar con alguien.

 

¿Descifrar para escapar o escapar para descifrar?

¿Descifrar para escapar o escapar para descifrar?

En los últimos años, el escape room se ha convertido en una actividad de ocio para todas las edades. Consiste en descifrar enigmas para poder escapar de una habitación en un tiempo determinado. Esta forma de entretenerse, que pone a prueba tu estado físico y mental, ha llegado a las aulas para retar a nuestros alumnos desde la etapa de Infantil hasta la Universidad.

¿Podremos escapar de las clases donde solo habla el profesor durante una (eterna) hora? ¡Estamos de suerte! En la UFV, conscientes de estar realidad, aprovechamos esta dinámica y el engagement que genera en los alumnos para favorecer y consolidar su aprendizaje.  

Miriam Granado, profesora en el Grado de Psicología, ha diseñado una experiencia gamificada para llevar a la práctica el modelo pedagógico UFV: despertar, descubrir y decidir. Al final del cuatrimestre, Miriam utiliza el escape room para: “despertar a mis alumnos, repasar de manera lúdica y entretenida el contenido de su asignatura, y hacerles protagonistas de su aprendizaje”.

A Mar Martín, profesora en CETYS, el escape room le permite desarrollar habilidades para trabajar en equipo, permitirles que alcancen un objetivo común y aprendan a gestionar adecuadamente sus emociones.

Por su parte, Sandra Montalvo, profesora de la Facultad de Ciencias Experimentales, aprovecha las ventajas de este tipo de actividades para trabajar y relacionar aquellos contenidos que son más prácticos o aplicables a través de resolución de problemas.

Aproximadamente, un mes es lo que han tardado en diseñar la experiencia completa:  pensar la narrativa, concretar los retos, asociar los objetivos de aprendizaje y comprar el material, etc.

Si tienes en mente hacer un escape room con tus alumnos, ¡no compres el material, pídenoslo! ¿Qué tenemos? Cajas pequeñas, cajas medianas, cajas enormes, candados rojos, azules, grises, rotuladores de tinta invisible… Escríbenos a innovación@ufv.es y dinos qué necesitas. La primera en probar estos materiales no podía ser otra que nuestra directora, Noelia Valle. ¡Mira en este vídeo cómo lo hizo!

Que los alumnos tomen decisiones en base a lo que saben, esto es lo que Miriam pone en valor de este tipo de actividades, además de permitirle: “repasar todo el contenido de una asignatura cuatrimestral, haciendo reflexionar al alumno, teniendo que retomar por sí mismo todo lo aprendido, potenciando así una autoevaluación de su aprendizaje”.

Preguntamos a Mar qué consigue con este tipo de actividades que no consiga de otra manera. “Hacer ver a los alumnos que se pueden utilizar diferentes metodologías para alcanzar un aprendizaje, diferentes maneras de hacer las cosas (replicabilidad), motivación e implicación del grupo, que sientan/vivan una experiencia, trabajar otros aspectos que también son importantes en su futuro profesional. Motivar al alumno y conseguir una experiencia significativa en su aprendizaje”.

Cuando preguntamos a los alumnos, todos coinciden que supone una experiencia muy gratificante y divertida. Los alumnos de Sandra, en concreto, “calificaron la experiencia como enriquecedora. Una forma diferente de abordar la asignatura, lo cual motiva y supone un aliciente para interesarse por el contenido de esta”.

Poner en práctica los conocimientos teóricos, autoevaluarse, crear un clima distendido que favorezca el aprendizaje, desarrollar habilidades para trabajar en equipo, promover la participación del alumnado o aumentar su motivación por los contenidos. Estas son algunas de las ventajas que yo subrayo.

¿Te animas a escapar y a subrayar las tuyas?

Desde la época de los vikingos hasta los mundos virtuales de hoy. Así fue la tercera edición de InnoBar UFV

Desde la época de los vikingos hasta los mundos virtuales de hoy. Así fue la tercera edición de InnoBar UFV

Tantas ideas, nervios, fotos y emails yendo y viniendo y ya ha pasado. No, no hablo de ninguna boda, hablo de la tercera edición de InnoBAR UFV.   

InnoBAR es un encuentro alternativo donde nos reunimos, en un contexto informal, un grupo de personas para compartir ideas, proyectos, experiencias y buenas prácticas relacionadas con la educación.  

La pandemia, como tanto otros, truncó estos encuentros. Teníamos muchas ganas de retomarlos, y fue en el restaurante Denominación de Origen de Majadahonda donde decidimos retomar y celebrar la III edición de InoBAR UFV.   

Como en todos los encuentros educativos, los alumnos son los protagonistas, porque en ellos repercute lo que ahí sucede. Pero nosotros quisimos dar un paso más y abrimos la inscripción para que fueran ellos quienes nos contaran su experiencia. 

Juan, estudiante de Ingeniería de Sistemas Industriales en la UFV, nos hizo cerrar los ojos y pensar en aquel sonido que “nos movía” en nuestra infancia. Subió el volumen y compartió el suyo . Cuando hablé con él la primera vez, me sorprendieron las ganas que tenía de poner en valor el proyecto Formula Student, un proyecto multidisciplinar de la UFV donde los alumnos trabajan desde distintas disciplinas (ingeniería, marketing, negocio, diseño) con el objetivo de desarrollar un monoplaza capaz de participar en competiciones internacionales. Estudiando, trabajando y, aun así, encontró un hueco para compartir su ilusión con nosotros. Gracias Juan. 

Juan Rivas

 

Las redes sociales forman parte del día a día de nuestros alumnos. Consciente de ello, María, profesora de Bioquímica, Biología y Fisiología en Medicina y Enfermería, nos contó junto con tres de sus alumnos, Izare, Maha y Juancho, cómo la cuenta de Instagram MedicinaUFV se había transformado en un espacio de encuentro para profesores, alumnos y alumnis. Instagrameds es un proyecto donde se comparten noticias, se destapan bulos, se plantean dilemas éticos o se repasan contenidos los domingos a través del “meditrivial”. Una cuenta que fue medicina durante la pandemia, y se ha convertido en un auténtico modelo de humanismo y profesionalidad. 

Instagrameds

 

Ignacio y David acompañaron a Gema, profesora del Grado de GastronomíaUFV  para contarnos Food Truck Lab, un proyecto donde, con el objetivo de abrir una gastroneta, los alumnos de ADE y Gastronomía de la UFV dejan volar su creatividad y aplican los conocimientos adquiridos durante tres años. Nada más y nada menos que 6 asignaturas hay implicadas. Un gran ejemplo de coordinación. ¿Dónde se vende más? ¿Qué consume menos? ¿Es sostenible? Están son algunas de las preguntan a las que deben responder los alumnos. 

 

Food Truck Lab

 

Chema, profesor de Química Farmacéutica, comienza poniendo en valor la valentía de su excelente alumna Gloria, por atreverse a descubrir las grandes posibilidades de la realidad virtual en el aprendizaje de su asignatura, donde es fundamental trabajar el carácter tridimensional. ¡Qué maravilla poner la tecnología al servicio del aprendizaje!    

 

Realidad Virtual como herramienta de aprendizaje

 

Calificación + IVA, así se llamaba la charla de Ramiro Perezzan quien, interesado en trasmitir a sus alumnos la importancia de estudiar de manera constante su asignatura del Grado de Farmacia, decidió utilizar la herramienta Wooclap para hacer una evaluación continua. Esta evaluación masiva, como la denomina (con guiño) Ramiro, ha favorecido que los alumnos tomen las riendas de su aprendizaje y trabajen de manera sostenida en el tiempo.  

Ramiro Perezzan

 

Nuestra querida Paloma Chacón, historiadora y miembro del grupo de recreación histórica Caballeros de Ulver, nos habla de cómo la historia puede cobrar vida. Mientras la veía y escuchaba, con su disfraz indumentaria vikinga, me preguntaba, ¿cuánta historia recordarían los niños si pudieran vivirla? Eso mismo que acabas de pensar, pensé yo.  ¿Cuántas veces has escuchado que recordamos el 10% de lo que leemos, el 20% de lo que oímos y el 90% de lo que decimos y hacemos?  

Educando en Historia

 

“In love” con la emotiva charla de Alfredo, quien vino acompañado de su amigo Paquito, un robot con el que capta la atención de sus alumnos del IES Guadarrama. Él estudió Farmacia y, gracias a sus conocimientos, ha creado una receta con la que cumplir el objetivo que se marca cada día: que sus alumnos sean felices. Interestamina, cumpleañosfelina, desayunoferol son algunos de los medicamentos que no faltan en su clase. Profesores con su vocación y sensibilidad para mirar -no hay nada más que ver sus fotos- es lo que necesitan nuestras aulas.  

Alfredo Ares

 

Otro gran ejemplo de aprendizaje servicio fue el que llegó de la mano de Pilar, quien ha puesto en marcha proyecto de formación en microfinanzas para mujeres que viven en países en vías de desarrollo y quieren emprender. La importancia de la contabilidad, conocer la realidad de otros países o que los alumnos fueran -y se sintieran- partícipes “de verdad” del proyecto, son algunos de los objetivos que Pilar se había marcado. Vídeos cortos, concisos y directos para que estas mujeres puedan plantearse “otro” futuro. 

Aprendizaje Servicio

 

Si pienso en una palabra para resumir la tercera edición de InnoBAR UFV sería INSPIRACIÓN, si pienso en una actitud sería GENEROSIDAD y si pienso en una emoción sería GRATITUD. 

⚡No te pierdas el vídeo resumen⚡

¡Nos vemos en la siguiente! 

Kit navideño innovador

Kit navideño innovador

En el Instituto de Innovación de la Universidad Francisco de Vitoria nos hace especial ilusión cuando descubrimos algo, llamémosle EstoEsMuyyInteresante, que pueda facilitaros la actividad docente o favorecer el aprendizaje de nuestros alumnos. Cuando esto sucede, nos gusta escalar (será por aquello de quien dependemos 😉) nuestros intereses y nos ponemos en marcha: 

  • He probado EstoEsMuyyInteresante con mis alumnos. ¡Les ha encantado! 
  • El otro día vi en Twitter que María lo utiliza al terminar sus clases. 
  • Voy a quedar con ella para grabarla y que nos lo cuente. 
  • ¿Hacemos un monográfico para web? A cuanta más gente llegue, mejor.  
  • Muy interesante en el aula, pero ¿os habéis dado cuenta de que también se puede usar los sábados? ¡Y en vacaciones! ¡Y con mi hijo de 5 años! 
kit navideño innovador

Nos gusta mucho compartir con vosotros, sí, pero nos gusta mucho más cuando lo que os proponemos traspasa las fronteras del aula. Así que nos encanta la idea de que puedas aplicar nuestras recomendaciones para sorprender a tu familia estas Navidades. No, aún no vamos a proponerte que fabriques digitalmente el pavo, aunque seguro que Fabricio del FABLAB UFV  podría ayudarnos. Lo que te proponemos es que pinches en la estrella del árbol, accedas al kit navideño que hemos creado en Genially, y dejes ojipláticos a tus familiares con tus habilidades innovadoras. 

Deseando que la situación nos permita disfrutar en familia -aunque sea por Teams-, desde el Instituto de Innovación os deseamos una feliz Navidad y un año 2022 donde la ilusión sea capaz de detener el tiempo.